domingo, 7 de septiembre de 2014

LA PERUANIZACION DEL VALS

LA PERUANIZACION DEL VALS

En marzo del 2010 en el "Boletín de Nueva York" (http://www.boletindenewyork.com/La%20Llegada%20del%20Vals%20al%20Peru.htm) se publicó  mi artículo "La llegada del vals al Perú". En ese artículo, apoyado en los escritos de algunos viajeros que estuvieron el Perú entre 1804 y 1854, mostré como el vals - con sus variantes alemana, francesa  y española, entre otras-  ya se bailaba, desde esa época en casi todo el Perú y no sólo en Lima o en la costa. Las observaciones de los viajeros me permitieron afirmar que la peruanización del vals comenzó por la manera de bailarse. En esa oportunidad cité a Eugène de Satigues, viajero francés, que estuvo en Arequipa en 1834 y que escribió:

“Me acordaré siempre de un baile dado en gran parte en honor mío. (…) comenzó el vals y quise valsar a la alemana, como se baila en todas partes en Europa. Mi compañera, después de tres o cuatro saltos fuera de compás, declaró sin aliento que jamás había oído hablar de un movimiento de vals tan violento y que le era completamente imposible seguirme. A propósito de esto me hicieron muchas preguntas sobre el vals en Europa y me rogaron valsar como en París. Una señora más valerosa que las demás se decidió a servirme de pareja y empezamos. No habíamos recorrido la mitad del salón cuando mi compañera se detuvo de improviso y se sentó en un sillón riendo a carcajadas. Los espectadores hicieron coro y yo con ellos de buena gana. Su vals es muy lento, con muchos contoneos y está enriquecido con toda clase de movimientos de los brazos y de los hombros”. (Sartigues, 1947: 13-14. Resaltado agregado).

En el presente artículo me voy a ocupar brevemente de lo que considero el segundo momento del proceso de la peruanización del vals: Los valses compuestos en la década de 1870 hasta comienzos del siglo XX, por compositores peruanos, valses tenían el esquema de los valses por tandas pero que ya se publicaban como "valses peruanos". Estos compositores y sus composiciones (valses, pero también,  cuadrillas, lanceros y polkas no han sido adecuadamente estudiados ni incorporados en la historia del surgimiento del vals peruano. 




En la segunda mitad del siglo XIX, comenzaron a publicarse partituras de valses cuya característica era que comprendían  una introducción, una "tanda de valses" (generalmente cuatro o cinco) y luego una "coda". Este formato lo adaptaron algunos músicos peruanos que a partir de 1870 comenzaron a componer valses que fueron publicados como " Valses peruanos". Eran valses para piano, para ser bailados y no tenían letras.

Como puede verse en las imágenes los compositores eran Plasencia, Cossío, Amézaga, Recabarren y el llamado "Strauss peruano" Pedro Fernández, de quién poseemos el valse "La guardia urbana" que al estar dedicado al alcalde de Lima don Manuel María del Valle, debe datar de 1879 o 1880.


Algunos de estos valses adquirieron mucha popularidad y no se interpretaban sólo en el piano -instrumento para el cual habían sido escritos- sino que existían versiones populares tocadas por músicos que probablemente los aprendieron de oído. No pocos eran tocados por mendigos en las calles.

Pero no solamente los valses compuestos por peruanos se hicieron populares. Los valses de un prolífico compositor chileno Rodolfo Lucero fueron muy populares en el Perú. También se dio el caso de que algunas canciones escritas en  el compás de 3/4 se interpretaban como valses. Lo interesante es que la música se hacía popular pero laspartiturasoriginales para piano al parecer pasaban al olvido y con ella el nombre de los que la compusieron, dando origen a algunas versiones equivocadas sobre la procedencia de dichos valses. 

Como primer caso voy a citar "Serenata de Pierrot". César Santa Cruz, en su libro "El Waltz y el valse criollo" se refiere a la "Serenata de Pierrot" cuando habla de "Los Compositores criollos y el valse Boston". Santa Cruz dice: "Hubo un vals Boston que alcanzó gran popularidad en los años veinte: ¡AMOR, AMOR! (Santa Cruz 1977.39). 

Poseo una partitura de la "Serenata de Pierrot" y como puede verse ésta señala "CANCIÓN" (no vals Boston), y como autor a C. Caracci:



Darío Mejía ha compartido el audio de una grabación de esta canción hecha por las Hermanas Anselmi, interpretes que fueron acompañadas por la guitarra de Carlos Saco.  Esta grabación se hizo para la Victor el 11 de setiembre de 1917. Como podrá verse en el enlace, en la etiqueta del disco, "La Serenata de Pierrot" figura como "canción" compuesta por C. Caracci (lo mismo en la EDVR): 



Sin embargo en la misma EDVR existe otra entrada que nos hace ver que esta canción fue grabada el 14 de junio en Chile como "vals en castellano" y teniendo a C. Caracci no como autor sino como arreglista.

Como para aumentar las dudas (que tormentosas crecen) el mismo Darío ha compartido "La serenata de Pierrot) grabada para la Victor (pero en su sello azul) en 1912 por "La Goya":


No es intención de este artículo dilucidar la controversia sobre quién es el verdadero autor. Lo que quiero mostrar es que una canción (en tiempo de vals lento) que fue grabada como canción, subsistió en el repertorio criollo como vals: Veamos, en este enlace,  una interpretación bastante reciente en versión de Yayo Rodríguez y Alfredo Valiente:



Seguidamente voy a referirme al vals "Hacia tí va mi alma" cuya partitura, firmada por Rodolfo Lucero V, compositor chileno, tengo en mi colección.



He hecho una versión con el editor de partituras Finale que nos da una idea de la partitura:


Este vals fue grabado en 1911 por el dúo Montes y Manrique para la Columbia Records (Serie P71). Musicalmente están tres de las cuatro partes del vals (no está la introducción) y se ha intercalado interludios instrumentales entre cada parte:


Como se escucha, es una versión cantada con una letra que aparece en el libro de César Santa Cruz.Puede ser que haya existido una versión -posterior- como la que escribe en partitura Santa Cruz (como mazurca). Parece ser que éste no recordaba o no conocía la versión de Montes y Manrique, ni menos la partitura de Lucero u otras grabaciones.

Este vals debe haber sido muy popular e interpretado en diferentes formatos. Aquí se puede escuchar una versión en quenas y guitarras grabada en 1917 en Arequipa por el "Trío arequipeño de quenas":


Voy a acotar que existe un problema al interpretar las partituras de los valses de fines del siglo pasado XIX y comienzos de XX y es debido a la falta de indicación metronómica. Sin embargo algunas grabaciones antiguas nos ofrecen una pista. Los valses actuales se ejecutan entre 140 y 152 negras por minuto, mientras que los valses antiguos se ejecutaban más rápido: hasta 182 negras por minuto. En este enlace es posible escuchar otra versión de  "Hacia ti va mi alma", (grabada en Argentina) por la orquesta de Roberto Firpo :



Valses como "Hacia ti va mi alma" y seguramente muchos de los valses de Cossío, Amézaga, Pedro Fernández, Recabarren, Pedro López y otros compositores alimentaron el período embrionario de lo que conocemos como vals criollo y deben ser considerados en su proceso de gestación.